Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Compra ahora, paga después o Fracciona tu pago con SeQura

9 características de la toalla de 500 gramos

¿Sabías que para que una toalla sea considerada de buena calidad debe de tener al menos 400 gramos de grosor? Si supera esta cifra entonces estamos hablando de toallas de nivel superior, como las toallas de 500 gramos, que poseen características muy concretas y numerosos beneficios. ¡Te los contamos a continuación!

  1. Suavidad y esponjosidad: es de las primeras cosas que nos fijamos cuando compramos un nuevo juego de toallas. Queremos que el tacto sea blandito y esponjoso porque ese efecto tan envolvente es lo que nos hace sentirnos cómodos y cuidados después de un baño. Las toallas de baño de 500 gramos son idóneas para sentir esta suavidad.
  2. El tejido: las toallas pueden ser de algodón, lino, microfibra u otras fibras naturales. Una toalla de 500 gramos 100% algodón que no mezcla otro tipo de tejidos te proporcionará un mejor secado de piel.
  3. Densidad: a mayor grosor, mayor capacidad de absorción. Este tipo de toallas de baño evitará que se queden partes húmedas de tu cuerpo y te provoquen irritaciones o problemas bacterianos como la aparición de hongos.
  4. Durabilidad: si buscas que un juego de toallas sea duradero y que no se estropee deberás optar por un juego de toallas de 500 gramos. Tanto sin son toallas baño grandes como pequeñas apuesta por lo seguro y lo que resista mejor al paso de los años. Ahorrarás tiempo y dinero.
  5. Estilo de la toalla: Es uno de los aspectos en los que más nos llama la atención cuando compramos una toalla. ¡Y es que en el mercado hay una amplia variedad de estilos! desde toallas lisas, a estampadas, colores crudos, suaves o más agresivos. Escoge el que más se adapte a ti y a tu baño si quieres darle ese toque especial que estás buscando.
  6. Variedad: los expertos consideran que no hay que dejar pasar más de siete díaspara lavar una toalla a la que se la hadado un uso diario y continuado. Es por eso que necesitas tener toallas de repuesto. Un juego de toallas completo normalmente incluye tres o cuatro tipos de toallas diferentes como son: toallas de baño grandes, toallas de lavabo, o toallas más pequeñas.
  7. Lavado: Las toallas de buena calidad no les hace falta suavizante porque ya son suaves de por sí gracias a los materiales con las que se han fabricado, sus tejidos y composición. ¿No lo sabías? Puedes lavarlas solamente con un poco de detergente y quedarán ¡perfectas!
  8. Secado: Al tener un tejido más grueso son más fáciles de secar. El tiempo que tardan en hacerlo es alrededor de 4 a 8 horas, según la época del año y si las secamos en secadora o al aire libre.
  9. Almacenaje: Las toallas suaves y esponjosas como las de 500 gramos quedan más armoniosas cuando las almacenas en tu baño. Puedes usar una cesta o dejarlas en una estantería bien colocadas, en forma de rollo o de sobre. El efecto que produce es el de baño lleno de confort que te invita a darte una ducha y relajarte.

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Cesta

No hay más productos disponibles para comprar

Tu cesta está vacia.

¿Aun no te has decidido?

Tenemos un montón de opciones que te encantarán

Ver productos