Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Compra ahora, paga después o Fracciona tu pago con SeQura

Ideas para refrescar la casa en verano

Con la llegada del calor y las altas temperaturas son muchos los que empiezan a idear estrategias para refrescar sus casas y mantenerlas a una temperatura adecuada. No hace falta decir lo incómodo que es pasar horas en un lugar caluroso y a disgusto.

El principal problema del recalentamiento, tanto si pasamos muchas horas fuera de casa o dentro de ella, es que al mantener las ventanas cerradas y las persianas bajadas durante la mayor parte del día, los rayos de sol que inciden directamente sobre las paredes hacen que se concentre cada vez más el calor. De esta forma, se hace muy difícil sentirse bien dentro de casa, descansar o hacer cualquier actividad.

Si cuentas con aire acondicionado y lo usas a determinadas horas del día, te puede ayudar a reducir el calor y a mantener tu espacio a una temperatura agradable. Sin embargo, también puedes seguir una serie de pautas para refrescar tu casa de una forma más natural y menos costosa.

Usa estor noche y día

Las persianas, el estor o las cortinas son ideales para evitar que el sol invada las estancias. Es recomendable ventilar siempre la casa temprano por las mañanas (sobre las 6 o las 7 de la mañana) y por las noches, a partir de las 21:00h que es cuando más refresca. El resto del tiempo se aconseja hacer uso de la persiana y estor y mejor si es de tonos claros como blancos, crudos o colores pastel que atraen menos el calor.

Cuidado con la iluminación y con los aparatos que desprenden calor

Las luces también son una fuente de calor, no solo las de tu casa, también las de tus aparatos tecnológicos. Lo mismo pasa con el horno o los fogones de la cocina. Haz un uso responsable de ellos, de lo contrario, la temperatura de tu hogar aumentará de forma considerable.

Utiliza tejidos frescos y de algodón

Igual que en invierno optamos por ropa de cama que incluya franela, rellenos, lana, etc en verano debemos usar tejidos frescos y ligeros como el algodón o el lino. Este tipo de material es el más común en juegos de sabanas y las colchas de verano.

También en el salón, las colchas para sofás son realmente útiles para protegerlos de cualquier mancha de sudor o desperfecto que pueda provocar el contacto directo de tu cuerpo con el mueble.

Hidrátate

Además de cuidar el espacio en el que habitamos, es muy importante cuidar también nuestro cuerpo. De lo contrario nos podemos sentir irritados y molestos.

Por eso deberás beber suficiente agua para hidratarte; mójate los pies en agua fría y refréscate la cara o la nuca si sientes demasiado calor. Usa ropa fresca y de algodón y después de la ducha, utiliza toallas absorbentes o toalla de microfibra que sequen bien la humedad y te hagan sentir un poquito mejor.

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Cesta

No hay más productos disponibles para comprar

Tu cesta está vacia.

¿Aun no te has decidido?

Tenemos un montón de opciones que te encantarán

Ver productos