Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Compra ahora, paga después o Fracciona tu pago con SeQura

SÁBANAS DE ALGODÓN: ¿CON QUÉ FRECUENCIA LAVARLAS?

De la misma manera que cuidamos nuestra ropa, aquella con la que nos vestimos a diario, también deberíamos prestar importancia a cuidar y mantener nuestra ropa de cama. Y cuidarla implica mantenerla limpia y cuidada, tratando que nos dure el máximo tiempo posible. Por eso hoy vamos a centrarnos concretamente en las sábanas de algodón.

Y es que una pregunta que se suele hacer la gente es con qué frecuencia deben lavarse las sábanas de algodón. Como ya hemos mencionado en ocasiones anteriores, las sábanas de algodón cuentan con la particularidad de volverse más suaves con el paso del tiempo, en vez de al contrario. Eso sí, siempre y cuando las lavemos siguiendo algunas pautas.

sabanas de algodon

Cuidados básicos de las sábanas de algodón

Aunque no lo parezca, la realidad es que muchas personas no caen en la cuenta de hacer algo tan básico como leer la etiqueta del producto. Leerla es algo básico, pues esta etiqueta contiene información contrastada por el propio fabricante, por lo que nos aporta detalles de primera mano que nos podrán ayudar a cuidar y preservar nuestras sábanas. ¡Así que este sería el primer paso! Leerlas y tener en cuenta cualquier consideración específica, así como el tipo de algodón con el que han sido confeccionadas (satén, percal…).

¿Con qué regularidad deberíamos lavar las sábanas de algodón?

Entonces, ¿cuál sería la frecuencia de lavado apropiada para unas sábanas de algodón? Pues independientemente del tipo de algodón de nuestras sábanas, por regla general, podemos garantizarnos una buena higiene si las lavamos aproximadamente una vez por semana. Por supuesto, esto incluye lavar el juego de sábanas al completo: las sábanas bajeras, las sábanas encimeras y las fundas de almohada. A menudo las fundas de almohada no se lavan con tanta frecuencia como el resto de piezas, y esto no deja de ser un error, especialmente si tenemos en cuenta que las fundas de almohada están en contacto directo con nuestra piel.

Por ello resulta ya no importante, sino prácticamente imprescindible, contar al menos con otro juego de sábanas de recambio.

sábanas de algodón

El lavado es fundamental, pero no lo es todo

El algodón es un tejido que ha logrado destacar durante mucho tiempo (¡y lo sigue haciendo!). Y esto en gran parte es gracias a su transpirabilidad natural, así como a resultar elegante y requerir de poco mantenimiento. Independientemente de si buscamos unas sábanas económicas o unas sábanas de lujo, si nos tomamos la molestia de cuidarlas y lavarlas correctamente tendremos una buena garantía para asegurarnos de que nos duren por bastantes años.

Pero atención, porque del mismo modo que sabemos que las sábanas de algodón se van volviendo más y más suaves con el paso del tiempo y a medida que las vamos utilizando y lavando, no deja de ser cierto que también pueden ir decolorándose o volviéndose más amarillentas con el transcurso de los meses, especialmente si se trata de sábanas de tonos más claros. Esta es una consecuencia directa del contacto directo con nuestro propio sudor corporal, así como de posibles aceites y cremas que utilicemos para cuidar nuestra piel. La mejor manera de evitar que esto suceda es, precisamente, lavarlas con la frecuencia apropiada.

Eso sí, ahora ya sabemos que conviene lavar nuestras sábanas de algodón con una regularidad más o menos semanal, ¡pero no todo se reduce a la frecuencia de lavado! Para mantenerlas bien cuidadas hay que tener en cuenta detalles como el proceso de secado, el tratamiento de determinadas manchas, cómo guardarlas, la temperatura de lavado para evitar que puedan encoger…

¡Os animamos a permanecer atentos/as a nuestro blog para más consejos sobre el cuidado de vuestra ropa de hogar!

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Cesta

No hay más productos disponibles para comprar

Tu cesta está vacia.

¿Aun no te has decidido?

Tenemos un montón de opciones que te encantarán

Ver productos