Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Compra ahora, paga después o Fracciona tu pago con SeQura

CÓMO APROVECHAR AL MÁXIMO TU RUTINA MATUTINA

El cuidado personal se ha convertido en una parte fundamental de nuestro propio bienestar mental. ¿Pero le dedicamos el tiempo suficiente? El mundo está cambiando cada vez más rápido y habitualmente podemos permitirnos dedicar cada vez más tiempo a nosotros mismos, desde el momento en el que nos despertamos. Hoy vamos a hablar de cómo aprovechar al máximo y establecer nuestra propia rutina matutina.

Incluso si únicamente disponemos de unos pocos minutos a lo largo de todo el día, mantener una buena rutina a la hora de levantarnos de la cama establecerá que merecemos esa prioridad. Merecemos cuidarnos. ¿No te ha pasado nunca que te has quedado embelesado bajo el agua de la ducha sin necesidad de ser ningún día especial? Simplemente has conseguido relajarte nada más empezar el día, olvidándote de todo unos instantes, sin más. Estos minutos tan especiales son los que tenemos que aprovechar cuando iniciemos nuestra rutina diaria. ¡Vamos a ver cómo hacerlo fácilmente sin terminar llegando tarde a clase o al trabajo!

Rutina matutina: empieza a cuidarte en tu día a día

Empieza moviéndote

Es bueno tener unas rutinas a la hora de acostarnos y descansar, pero no es menos importante comenzar el día con mucha energía y tranquilidad. Para conseguirlo, lo más importante es buscar una motivación que nos haga saltar de la cama y levantarnos pronto. Y nada como hacer ejercicio para despejarnos. ¡No hace falta que te pongas a correr varios kilómetros! ¿Qué tal unas sesiones de yoga o de meditación? Seguir algunos vídeos con pautas y con rutinas puede ayudarnos mucho, especialmente durante los primeros días, hasta que establezcamos esa costumbre. El objetivo es activar nuestra circulación y despejarnos, para no empezar la mañana con sueño, ni tampoco quedarnos en la cama perdiendo el tiempo mirando el teléfono móvil.

Un albornoz cómodo

Parece un pequeño detalle sin importancia, pero podemos asegurarte que no lo es. Después de hacer alguna pequeña actividad matutina al despertarnos, no hay nada como una buena ducha. Y tras la ducha, pocas cosas pueden igualar la sensación tan reconfortante de envolverte en un buen albornoz. Eso sí, no te conformes con cualquiera. Escoge un albornoz superior, un albornoz de algodón, quizás un albornoz personalizado... En definitiva, uno con el que te reconforte vestirte, secarte y también abrazarte. Entiende e interioriza que lo mereces y comprobarás como este pequeño detalle puede marcar el inicio de tu día, por supuesto para mejor.

Desayuna con energía

Puede que te apetezca disfrutar unos instantes más de tu suave albornoz mientras te preparas el desayuno. Al igual que en el punto anterior, no te conformes. No se trata de hincharse a ingerir comida poco saludable, sino a tomarte un instante para cuidarte y comer bien. ¿Te gusta el café? Prepárate una buena taza y añádele lo que más te guste. ¿Prefieres un smoothie que te de toda la energía que necesitas para comenzar la mañana? Prepáralo a conciencia, sin quedarte a medias. Haz aquello que más ilusión te haga y que te ayude a afrontar la jornada. Si tenemos todos los ingredientes listos, tardaremos muy poco en prepararlo cada mañana. Date ese regalo.

Haz una pausa diaria

A lo largo del día, busca otro pequeño hueco aunque estés fuera de casa para ti. Aunque sólo sean unos pocos minutos: prueba a meditar, a leer un libro que realmente te apetezca, a escuchar tu canción favorita… Da igual que sólo dispongas de dos minutos, lo importante es aprovecharlos. Nada de teléfonos, ni correos electrónicos, ni redes sociales.

Date prioridad a ti y podrás afrontar mejor tu trabajo, te resultará más fácil organizarte y más difícil caer en el estrés o en el agotamiento emocional al que puede empujarnos la rutina.

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Cesta

No hay más productos disponibles para comprar

Tu cesta está vacia.

¿Aun no te has decidido?

Tenemos un montón de opciones que te encantarán

Ver productos