Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Compra ahora, paga después o Fracciona tu pago con SeQura

5 RITUALES PARA ADORAR TUS MAÑANAS

Ya hemos comentado anteriormente algunos sencillos pasos para aprovechar al máximo nuestra rutina matutina y comenzar el día con ánimo y energía. Hoy queremos profundizar todavía más en la importancia de esos primeros momentos de la mañana, y en unos sencillos “rituales”, si es que podemos llamarlos así, que podemos llevar a cabo para exprimir todo lo posible el inicio del que será nuestro día a día. Unos rituales para adorar tus mañanas. Porque esos primeros momentos son determinantes y tienen la capacidad de influirnos en el resto de la jornada que está por venir.

Es muy posible que el hecho de que suene el despertador, poniendo fin abruptamente a nuestro merecido descanso nocturno, haga que sea difícil establecer ese preciso momento como el mejor del día. Pero, ¿acaso no sería maravilloso lograr que esos primeros instantes, nada más despertar, se convirtiesen en nuestro momento favorito del día? Sería increíble despertarnos siempre así, deseando empezar un nuevo día, con las pilas cargadas y los ánimos por las nubes.

Para lograrlo, el primer paso consiste en comenzar a disfrutar de los pequeños detalles, aunque puedan parecernos absurdos o insignificantes. Como por ejemplo la luz de los primeros rayos del sol. Esa luminosidad tan característica y a la vez tan reconfortante. O quizás del olor a café recién hecho. O puede que la sensación de envolvernos en nuestro albornoz después de una buena ducha.

Disfruta de las cosas más sencillas, evitando tanto tiempo como te sea posible el uso de la tecnología, para evitar romper la magia.

Rituales para adorar tus mañanas

A continuación vamos a comentar algunos pequeños rituales para adorar tus mañanas que podemos llevar a cabo sin complicaciones:

Conviértete en tu propio despertador

En el fondo, a la hora de acostarnos y conciliar el sueño, siempre nos queda una ligera preocupación inconsciente por si nos quedamos dormidos y terminamos llegado tarde al trabajo o a cualquiera de nuestras obligaciones. Y es algo normal. No obstante, hay una pauta muy sencilla que podemos establecer en pocos días, independientemente de que dejemos programado nuestro despertador con una alarma, por seguridad (lógicamente).

Consiste en concentrarnos en la idea de despertarnos en el momento en el que debemos hacerlo. Si lo hacemos bien y lo repetimos durante unos días, seguramente nos sorprendamos antes de una semana de haber podido establecer este patrón, en el que nos despertaremos precisamente unos minutos antes de sonar nuestra alarma. Además, llevar a cabo esta práctica aumentará nuestra capacidad de concentración notablemente, así como la sensación de control sobre nuestras vidas. Y evitará que nos despertemos de manera abrupta.

En cualquier caso, como por seguridad vamos a dejar nuestra alarma puesta, vamos a intentar que ésta reproduzca un sonido agradable, que no nos haga dar comienzo a nuestro día de manera agitada.

Hasta que aprendamos a apreciar nuestras mañanas como es debido (un hábito que si tenemos fuerza de voluntad deberíamos poder establecer en dos semanas), también sería recomendable evitar el uso de nuestras canciones favoritas como tono de alarma, ya que podría crearnos un contrate (o directamente terminar aborreciéndolas).

Rituales para adorar tus mañanas

Tu desayuno, sencillamente único

Las cosas más sencillas siempre son las mejores y las que realmente nos marcan. Pregúntate cuál es tu desayuno ideal. ¿Un zumo de naranjas y pomelos recién exprimido? ¿Unas tostadas de pan integral con aguacate? ¿Unas nueces con dátiles? ¿Un batido verde energético? Piénsalo bien, porque seguro que ya lo sabes, y date ese capricho a diario, intentando siempre que éste sea lo más saludable posible. No te prives de utilizar los mejores ingredientes. Cuídate y siente que lo estás haciendo.

Intenta tener todos los ingredientes listos para su elaboración, aunque forme parte del ritual, para que éste sea lo más sencillo posible. Si vamos a preparar un batido, tengamos todo listo en un estante de la nevera. Si nos gusta el café con una determinada leche o sirope, tengámoslo a mano junto a la cafetera.

Acércate e integra parte de la naturaleza

No importa dónde vivas, si en un pueblecito pequeño o en el centro de una gran ciudad. Aquí las excusas no son válidas, así que haz todo lo posible e integra pate de la naturaleza en esta rutina diaria. ¿Dispones de jardín, de patio o de algún parque cerca de tu casa? Dedícale unos minutos de tu mañana a permanecer en contacto con los árboles, con plantas o sencillamente estar encima de la hierba. Trata de respirar hondo todo el aire puro que puedas. Además éste será un momento perfecto para hacer algunos ejercicios sencillos o puede que para meditar.

Rituales para adorar tus mañanas

Medita, sin complicarte

Meditar puede cambiarte la vida. No importa que no sepas ni por dónde empezar en un principio o que creas no disponer de tiempo suficiente. Dedica unos minutos al día a hacerlo, sin prisas, aunque sólo puedas permitirte unos instantes. Deja tu mente en blanco, aunque sea por un momento. Te ayudará a relajarte, a disfrutar de cada momento y a conocerte mucho mejor.

Un poco de incienso o unas velas pueden ser la ayuda que necesitamos para alcanzar ese estado y hacer que ese pequeño momento cobre la importancia que merece. Si establecemos este hábito tan saludable, cogeremos la costumbre de llevarlo a cabo independientemente de estos elementos o de si nos encontramos fuera de casa.

Escucha música clásica

Escuchar música clásica concretamente por las mañanas tiene innumerables beneficios, entre los cuales destacan combatir el insomnio, el estrés y potenciar nuestra creatividad. Si además estamos estudiando o haciendo algún tipo de formación, escucharla será doblemente recomendable.

¡Confiamos en que estos pequeños consejos te ayuden a afrontar tu día desde otra perspectiva!

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

Cesta

No hay más productos disponibles para comprar

Tu cesta está vacia.

¿Aun no te has decidido?

Tenemos un montón de opciones que te encantarán

Ver productos